Los comienzos: Un compromiso con el crecimiento

Desde sus comienzos centró su actividad en la construcción de obras civiles, actuando con la pujanza y voluntad de desarrollo que requería el país de principios de siglo XX. Esa primera sociedad nacida como una empresa familiar, dio origen a la actual riva.

La actitud visionaria quedó demostrada cuando en 1978 la empresa incursionó en el interior del país, realizando la construcción de la Villa Permanente en Yaciretá, Corrientes.

En esta villa vecina a la actual población de Ituzaingó, se emplazaron edificios comunitarios - escuela, hostería, hospital, pabellón alojamiento, centro cultural, subcentros, guardería y vivero - construidos en condiciones sumamente exigentes por las características de la zona. Más de 24.000 m2 de construcción, con infraestructura de servicios, pavimentación y parquización. También la Patagonia es testigo de su vertiginoso avance. Barrios de viviendas e infraestructura, escuelas, hospitales y edificios públicos construidos por riva sa conforman hoy la prolija estructura de las provincias del sur, representando esas actividades para esos tiempos la mitad de lo producido por la compañía.

Desde ese momento -pasando de un esquema financiero a uno de rendimiento y satisfacción al cliente- se llevaron a cabo con éxito varios emprendimientos interesantes. Ejemplo de su capacidad operativa son los Simuladores de Vuelo para Aerolíneas Argentinas, instalaciones en la zona de Retiro destinadas a la formación de pilotos de aerolíneas comerciales. Para la concreción de esta obra ubicada en Catalinas Norte fue necesario un trabajo multidisciplinario sistematizado, con una ejecución que permitiera gran flexibilidad en los medios operativos.